martes, 19 de febrero de 2008




Los grupos masones han tomado las librerías. Decenas de libros, artículos y páginas Web hablan de distintos tipos de sociedad secretas, su poder oculto y la influencia que tuvieron en hecho como la revolución Francesa, la Independencia de los Estados Unidos o la Segunda República Española. Pero, ¿existe una masonería católica en la actualidad?¿Cual es su poder e influencia? Los Caballeros de Colón son una sociedad masónica católica que desde su fundación ha acumulado poder político y económico, influyendo en momentos claves de la historia de los Estados Unidos y extendiendo sus tentáculos hasta la política norteamericana actual. ¿Qué hay detrás de los Caballeros de Colón? ¿Tan sólo son una sociedad filantrópica de ayuda a los católicos estadounidenses? ¿Son la quinta columna ultra católica en los protestantes Estados Unidos?
Los Estados Unidos de Norte América fueron fundados, según la tradición, por los Padres Peregrinos que escapaban de la intolerancia religiosa de Europa. En poco tiempo se establecieron diferentes colonias, muchas de ellas con un marcado carácter religioso. Plymouth, Massachussets, fue una de esas primeras colonias confesionales, pero pronto le siguieron otras en Boston y Connecticut. Los católicos ingleses sufrían persecuciones similares a los grupos puritanos, pero desde un primer momento se rechazó su integración en las primeras colonias americanas. Roger Williams fundó en Rhode Island una nueva colonia, donde se admitía a todo tipo de gente, fuera cual fuera su confesión religiosa. La segregación de los católicos continuó en la mayor parte del país a pesar de que dos católicos firmaron la Declaración de Independencia, uno de ellos el Daniel Carroll.
La mayor parte de los católicos se concentró en la zona de Mayland, pero la anexión de La Florida, Nuevo México, Mississipi, Tejas y California, aumentó considerablemente el número de católicos en el país. En 1789 el número de católicos alcanzaba la cifra de 12 millones, aproximadamente el 16 % del total de la población. La discriminación hacia los católicos en un país de mayoría protestante fue clara. Tenían una acceso limitado a la salud pública, discriminados en el ámbito estudiantil y vetados en algunos puestos públicos, tuvieron que crear sus propias organizaciones y fundaciones médicas y educativas.
Tras la Guerra Civil americana muchos católicos que habían luchado a favor de la Federación, se sintieron discriminados y crearon varias asociaciones y sociedades. Una de las más populares fue la Guardia Sarsfield, instituida en 21 de agosto de 1865, que fue muy conocida entre los católicos de Nueva Inglaterra. En 1872, en una visita de la Guardia Sarsfield a Nuava York se acordó crear una organización más seria, que controlara de una manera más efectiva a sus socios, formándose lo que vino a denominarse, Los Caballeros Rojos. La nueva organización no supo articular medios de cohesión y un ritual formal que los uniera.
El padre Michael McGivney, vicario de la Iglesia de Santa María en New Haven, pensó que la creación de una sociedad secreta, con mecanismos parecidos a la masonería, podría ayudar a aumentar la influencia y poder de los católicos en los Estados Unidos. En el verano de 1881, el padre McGivney reunió a varios de los antiguos intrigantes de los Caballeros Rojos, con la intención de crear una nueva sociedad secreta. La elocuencia y vehemencia del joven sacerdote les sorprendió. Una de las cosas que se decidieron de inmediato fue la creación de un nombre significativo, que definiera sus intenciones. El padre McGivney propuso que la orden debería llamarse "Hijos de Colón", para recalcar el carácter católico del continente Americano. Uno de los asistentes J. T. Mullen sugirió que se cambiara el nombre por el de Caballeros de Colón y que se creara todo un ritual secreto de iniciación, que tenía verdaderos tintes masónicos.
McGivney tenía en mente crear una sociedad secreta, con la suficiente fuerza para imponer el catolicismo como fuerza primordial en América. Los Caballeros de Colón habían nacido, pero no nadie esperaba que su fuerza e influencia, un siglo después, llegara a los gobiernos de la mayoría de los países americanos y hasta la misma Casa Blanca.
El 15 de mayo se constituyó el Comité Supremo y fundaron el primer Consejo subordinado en San Salvador nº 1, en New Haven. Tres años después crearon su primer consejo fuera de Conneticut, Rhode Island. El tamaño de la organización obligó a la formación de un Consejo Supremo que organizaría y tomaría las decisiones de la sociedad secreta. Al frente del Consejo se puso al Caballero Supremo. Desde el primer momento el gobierno federal los investigó y puso en duda su patriotismo, por lo que en crearon el cuarto grado, en el que se potenciaba el patriotismo. Fundadores de la Universidad Católica en Washington y de la Facultad de Estudios Americanos. Poco tiempo después salió a la luz su supuesto "Juramento Secreto", en el que se describía su plan para combatir todo lo que se opusiera a la Iglesia. presidente Wilson en la Primera Guerra Mundial y aliarse con el ala más conservadora del Congreso. En la actualidad, su poder se extiende por toda América Latina, especialmente en México y Centro América. Oficialmente tan sólo se trata de una organización de ayuda entre católicos, pero su poder económico y político contribuyo a políticas tan represivas como La Caza de Brujas (Estados Unidos 1952) o la neoconservadora política del actual presidente Bush. La Orden se autodenomina como "la fuerte diestra de la Iglesia", y ha sido elogiada por Papas (el propio Juan Pablo II), presidentes y otros líderes mundiales por su apoyo a la Iglesia, programas de evangelización y educación católica, su participación cívica y su ayuda a los necesitados. En la actualidad están asociados a ella varios millones de católicos en América.

 

Mario Escobar Golderos. Licenciado en Historia, Diplomado en Estudios Avanzados. Especialista en el estudio de las minorías religiosas en la Edad moderna. Varios libros y estudios sobre el protestantismo español en el siglo XVI.

 

 

 

 


Tags: caballeros colón, conspiración maine

Comentarios
Publicado por Invitado
viernes, 27 de enero de 2012 | 18:20

yo los apollo que bueno que no estemos solos en  este mundo que dia a dia se llena de gente corrupta y sin conocer a dios de hesos disque cristianos que solo son de nombre gracias caballeros de colon

Publicado por Invitado
lunes, 02 de julio de 2012 | 19:09

caballeros de colon!... un disfraz mas de la masoneria luciferiana, hijos de la bestia, no son nada, son ganado a los ojos de los maestros, moriran igual q todos

Publicado por r3dmast3r
viernes, 28 de septiembre de 2012 | 5:46

caballeros de colon y masoneria 2 cosas diferentes...

quizas diran que se parecen... pero ambos apoyan diferentes cuestiones